Delegación MVC presenta cuatro proyectos en el Senado para garantizar los derechos constitucionales de los trabajadores y trabajadoras y para hacer justicia salarial al sector que recibe propinas

La delegación legislativa del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC) anunció la radicación de cuatro medidas para garantizar derechos constitucionales de los trabajadores y trabajadoras y para hacer justicia salarial al sector que recibe propinas.

Rafael Bernabe, senador del MVC, explicó que “la Carta de derechos de la Constitución de Puerto Rico reconoce en sus secciones 17 y 18 los derechos a la organización sindical, a la negociación colectiva, a la huelga y a establecer piquetes. La inclusión de estas secciones corresponde al reconocimiento, producto de una amplia experiencia histórica, de que la organización sindical y la negociación colectiva son aspectos fundamentales de cualquier sociedad que aspira a la plena democracia. Hay que celebrar que la Constitución reconozca estos derechos. Sin embargo”, señaló Bernabe, “en Puerto Rico a penas 2% de los trabajadores y trabajadoras en el sector privado están organizados y negocian colectivamente. Es decir, debido a la dejadez del gobierno, el desconocimiento de este derecho, la intimidación y a la falta de protección, estas disposiciones de la Constitución han sido anuladas. La legislatura”, indicó, “no puede permanecer indiferente cuando parte tan importante de la Constitución está inoperante.”

Según explicaron la senadora Rivera Lassén y el senador Bernabe, los proyectos del Senado 751, 752 y 753 tienen el objetivo de atender esta situación. El proyecto 752 establecería la promoción de la organización sindical como política pública. “El gobierno debe decir claramente a los trabajadores y trabajadoras que tienen el derecho constitucional a organizarse y que deben ejercer ese derecho y que el gobierno les orientará y que protegerá el ejercicio de ese derecho. El proyecto mandata al Departamento de Trabajo que ponga en vigor esta política pública, creando un Negociado que tendrá a su cargo realizar campañas de orientación y proteger a los trabajadores y trabajadoras ante represalias por querer ejercer sus derechos”. El proyecto 753 mandata al Departamento de Educación que incluya los derechos reconocidos en la Secciones 17 y 18 en su currículo de Ciencias Sociales. El senador y senadora plantearon que “Queremos que nuestros jóvenes salgan al mundo del trabajo como pleno conocimiento de sus derechos y la importancia de ejercerlos.” Con el mismo objetivo, “el proyecto 751 establece la primera semana del mes de mayo como semana de la organización sindical, durante la cual se deben auspiciar actividades relacionadas con el ejercicio de este derecho”.

Bernabe subrayó que, “aunque hay quien nos acusará de radicales, aquí sencillamente estamos planteando que se respete la Constitución. Que se reactiven derechos que han sido marginados.”

Por otro lado, el proyecto 754, propone eliminar el salario mínimo especial de $2.13 la hora de las personas que trabajan por propina. “A diferencia de lo que piensan muchas personas, la propina no es un extra sobre le salario mínimo, sino que estos trabajadores y trabajadoras dependen de la propina para alcanzar el salario mínimo. Se supone que el patrono complete esa cantidad, si las propinas se quedan cortas. Pero sabemos que este en ocasiones no ocurre. Como resultado, hay personas que reciben menos del salario mínimo. Por otro lado, el salario está sujeto a fluctuaciones de temporada, cambios de turnos, entre otros factores. Además, la necesidad de la propina para alcanzar el mínimo muchas veces somete a meseros y meseras a maltrato y a hostigamiento, que solo pueden denunciar o rechazar a costa de renunciar a las propinas de las que dependen. Por estas y otras razones existe un amplio movimiento en Estados Unidos para eliminar la paga sub-mínima. Ya siete estados la han eliminado. En ningún caso esto se ha traducido en la desaparición de las propinas, como alegan los enemigos de este cambio. Es hora de que Puerto Rico se sume a esta ola de más justicia para este sector de la clase trabajadora.”

Por su parte, la senadora Ana Irma Rivera Lassén, aclaró que "la Ley de Salario Mínimo aprobada el año pasado representó un adelanto en términos generales de lo que debe ser el comienzo al mejoramiento de las condiciones salariales de la clase trabajadora. Sin embargo, dejaron fuera a quiénes están sujeto al pago de propinas. La exclusión quedó a discreción de la Comisión Evaluadora de Salario Mínimo, quién más adelante podría evaluarlo y ordenar que su inclusión. Los trabajadores y trabajadoras sujetas a propina no tienen por qué quedar a la merced de una Comisión que ni siquiera está constituida y que tampoco sabemos cuándo lo estará. Son parte importante de nuestra economía y también necesitan un salario digno."

 

Puedes ver los proyectos de ley sometidos en este enlace.